play_arrow

keyboard_arrow_right

skip_previous play_arrow skip_next
00:00 00:00
playlist_play chevron_left
volume_up
chevron_left
  • Home
  • keyboard_arrow_right Industria
  • keyboard_arrow_right ACERO BUSCA FRENTE COMÚN

Industria

ACERO BUSCA FRENTE COMÚN

SD&A 30 de septiembre de 2016


Background
share close

Noticias que sacuden a la economía como el precio del petróleo, la situación en Asia y el tipo de cambio; situaciones que mandan señales de confianza como la captura del Chapo, así como toma de decisiones que no dependen del Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Pero, también vemos en este arranque de año, situaciones que sí dependen de autoridades y sectores empresariales, a fin de detonar la economía interna. Tal es el caso de ponerle freneo a uno de los grandes males, me refiero al Dumping en la industria del acero. Padecimiento que vuelve a agudizarse y el daño pude ser letal de no actuarse a tiempo. De ahí que el gremio mexicano busca hacer un frente común con ayuda de sus homólogos estadounidense y europeos.

Resulta que el precio del acero ha caído hasta en un 50%, provocando que las cuatro grandes firmas mexicanas tengan que hacer ajustes al interior de sus empresas, y ni hablar de las pequeñas y medianas que se mueven en pro de unirse o de plano dicen adiós.

En el caso de compañías como Altos Hornos de México, al mando de Alonso Ancira, nos comentan que la estrategia este 2016 será replantear sus inversiones y plan de negocio hacia un acero más especializado y dirigidos a industrias como la automotriz.

No obstante, todo el gremio acerero se encuentra luchando para que la Secretaria de Economía, al mando de Idelfonso Guajardo dé a conocer los alcances que tienen las negociaciones que sostiene con sus homólogos de Estados Unidos, Canadá e incluso Europa, en pro de constituir un frente común en contra del mercado dumping e ilegal.

Donde, prácticamente se busca concretar un plan como el que se dio en 1995, para salvaguardar el mercado, y estabilizarlo, con el fin de permitir a la industria acerera recuperarse y volver a competir con reglas claras. Donde, tal vez ahora, un año no sea la solución.

Se esperaría que las medidas que se pudieran tomar en este inicio de año, fueran más allá de un paliativo, como el que se dio en junio pasado contra el ingreso desleal de lámina rolada en frío procedente de China, que fue bien recibida por los industriales del acero, pero la realidad es que fue un mecanismo de efectos limitados.

Por ello y con base en la disposición mostrada por la secretaria para agilizar y ampliar los procedimientos, empresas líderes de este ramo ya solicitaron que de inmediato se amplíe la resolución de lámina en frío a otras fracciones arancelarias de lámina con aleación y se aplique el mismo procedimiento a las recientes resoluciones sobre placa y lámina rolada en caliente, a fin de evitar que a través de ellas se genere elusión de los gravámenes e impuestos.

Incluso la Canacero, que comanda Guillermo Vogel manifestó a la Secretaria de Economía que se inicie un proceso de actualización a la Ley de Comercio Exterior y la normatividad mexicana en materia de control, a fin de modernizarla y asimilarla a las de nuestros principales socios comerciales, mucho más avanzadas que la mexicana.

En fin, no se trata de cerrar las puertas al comercio exterior, sino eliminar el mercado ilegal que ha generado China, cuyo país, por cierto, comienza a tener un declive. Aunque el daño ya ésta hecho. Incluso países como Chile y Paragua ya han tomado la decisión de cerrar fronteras al acero.

Esperemos que se pueda hacer algo. Son medidas que permitan fortalecer al sector empresarial nacional, lo que verdaderamente marcarán la diferencia de frente a una volatilidad externa. De lo contrario seguiremos viendo una industria que genera pérdidas y con ello una contracción en su inversiones y empleos. Cuando lo que necesita el país, es precisamente inversión y empleo. Vaya estrategia, será que ahora sí se podrán mover las coordenadas a favor de un sector.

Previous post
Post comments (0)

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *