play_arrow

keyboard_arrow_right

skip_previous play_arrow skip_next
00:00 00:00
playlist_play chevron_left
volume_up
chevron_left
  • Home
  • keyboard_arrow_right Bienestar
  • keyboard_arrow_right ¿CUÁNTO DEBO PAGAR POR MI SEGURO?

Bienestar

¿CUÁNTO DEBO PAGAR POR MI SEGURO?

SD&A 12 de octubre de 2016


Background
share close

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (Amis) afirmó que ante la creciente cantidad de vehículos que circulan en ciudades y carreteras aumenta la posibilidad de tener un percance automovilístico.

Y esto trae como consecuencia gastos imprevistos, desequilibrio económico y problemas de orden legal que se deberán enfrentar, por ello hay la necesidad de protegerse contra los riesgos a los que un automovilista se enfrenta en su vida cotidiana, ¿Cómo? Con una póliza de auto.

“Tener asegurado tu auto es importante porque garantizas tu inversión, tu seguridad, tu patrimonio y la responsabilidad de quienes viajan contigo”, insistió el organismo.

Especialistas mencionaron que un seguro es una especie de apuesta al revés. Ya que pones tú dinero en un fondo para evitar un gran golpe.

Pero no todos los titulares de pólizas de seguro pagan lo mismo. Las primas se determinan según las probabilidades que tiene el asegurado de presentar un reclamo. Y eso se calcula con base en estadísticas demográficas y de manejo, es decir, factores de riesgo.

¿Qué influye en el precio?

Las primas que pagas dependen principalmente de tres cosas: quién eres, tus antecedentes como conductor y cuánta cobertura deseas. Los hombres tienen más accidentes automovilísticos que las mujeres.

Se considera que los conductores menores de 25 años tienen un riesgo más alto de tener un percance, por eso, mientras mayor seas, ¡menos pagarás por el seguro!

Además, expertos explicaron que los vehículos más grandes y pesados se consideran menos riesgosos que los más pequeños y ligeros.

Recuerda que hay muchos tipos de coberturas y límites. Mientras menos riesgos cubra tu seguro, más económica será la prima.

La AMIS puntualizó que las pólizas se dividen en tres y cada una incluye distintas coberturas: Amplia, Limitada y Responsabilidad. Cuando tu auto está amparado por daños materiales, garantizarás la reparación de los daños que sufra el vehículo a consecuencia de la colisión, vuelco, rotura de cristales, incendio o fenómenos naturales, entre otras.

La cobertura de robo total te ampara la pérdida total del vehículo, así como los daños materiales y pérdidas a consecuencia de dicho evento, y la responsabilidad civil cubre los daños ocasionados por el conductor a terceras personas en sus bienes y/o en sus personas con motivo de un accidente amparado por la póliza.

Previous post
Post comments (0)

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: