play_arrow

keyboard_arrow_right

skip_previous play_arrow skip_next
00:00 00:00
playlist_play chevron_left
volume_up
chevron_left
  • Home
  • keyboard_arrow_right IQ Financiero
  • keyboard_arrow_right Gasoductos, el hotel de cinco estrellas All Inclusive

IQ Financiero

Gasoductos, el hotel de cinco estrellas All Inclusive

Claudia Villegas 21 de junio de 2022


Background

 

Foto: elperiodicodelaenergia.com

Dice la analista Gabriela Amador en un reporte publicado en la Revista Fortuna que, de aplicarse la instrucción de la secretaria de Energía, Rocío Nahle, a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y al Centro Nacional de Control de Gas Natural (CENAGAS) para que estas modifiquen normativas y apliquen medidas para que los usuarios del Sistema de Transporte y Almacenamiento Integrado (SISTRANGAS), aquellos que transportan gas natural, solo podrán hacer uso de este servicio si acreditan que el suministro proviene de alguna de las dos las empresas productivas del Estado, provocaría trasladar los costos de los compromisos de capacidad de transporte contratados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a los usuarios finales. “Esta medida busca trasladar a los grandes consumidores y comercializadores el costo de la capacidad ociosa del transporte que CFE tiene contratada y debe obligadamente pagar, lo que implica un incremento en este servicio y a su vez podría impactar de manera inmediata a los usuarios finales con un alza en las tarifas que pagan”, explicaron. En su misiva la secretaria Nahle afirma que el costo anual de esta capacidad ociosa es de 10 mil millones de pesos anuales. Ayer trascendió un oficio mediante el cual la secretaria de Energía exhortó a la CRE a modificar los Términos y condiciones para la prestación del servicio de SINTRANGAS, para que dé prioridad en la prelación de sus servicios, en los puntos de importación del sistema, a aquellos usuarios que tengan contratos de suministro o transporte con CFE o Pemex. Frecuentemente, tengo opiniones diferentes a Gabriela Amador en la forma, pero no en el fondo. Ambas pensamos que el usuario no debe ver impactado su ingreso por malas decisiones del gobierno, de la administración pública o por corrupción de las empresas. Sobre esta medida, pienso que se trata de una estrategia del gobierno del presidente López Obrador para convertir a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el principal conducto para la introducción del gas natural. ¿La razón? Los contratos para el tendido de gasoductos y el suministro de gas natural son el peor acuerdo al que pudo llegar el gobierno de Enrique Peña Nieto. El ex director de la CFE, Enrique Ochoa Reza, quien aprobó 6 de los 7 contratos de suministro de gas natural y de construcción de ductos, me explicó que los contratos con empresas como las de Carlos Slim, son como si usted se fuera de vacaciones y paga 10 días en un hotel cinco estrellas, All Inclusive. Es cierto que usted no va a estar todo el día en su habitación porque se perdería el sol y las bebidas gratis. Pues así, para tener acceso al gas natural “barato” de Estados Unidos, México tuvo que pagar por el cuarto de hotel. ¿Fue caro? Mucho pero hoy, gracias a los desaciertos de Ochoa Reza y los acuerdos pactados desde el gobierno de Felipe Calderón, hoy México tiene un hotel cinco estrellas donde pasar la noche mientras en los europeos, muchos de ellos, duermen a la intemperie. CFE Energía podrá, con una demanda garantizada, usar toda la capacidad de los ductos y hasta negociar mejores condiciones. La CFE está invitando a todos los distribuidores de gas natural que, por cierto también tienen gasoductos e inversiones pendientes por recuperar, que se hospeden en el mismo hotel y que le ayuden a consumir todo el gas que está pagando. No habrá demasiada retiscencia porque los precios de los combustibles aumentan más rápido que los prejuicios y los sesgos ideológicos. ¿De qué dependen de que los usuarios residenciales e industriales no paguemos esta nueva condición? De que los distribuidores de gas no pretendan mantener intocables sus márgenes. Veremos.

¿Inflación? Sí, pero en telecomunicaciones no todos son iguales

Interesante lo que se develó en el estudio del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT): “Derechos, riesgos, intereses, preferencias, tendencias o patrones de consumo de los usuarios”, sobre los hábitos y tendencias entre los usuarios de Internet y telefonía fija, servicio conocido como “doble play”. Resulta que, durante 2021, los usuarios de este mercado pagaron en México hasta 17% más en sus paquetes. Analistas del sector detectaron que, por fortuna esos incrementos no fueron uniformes en toda la industria. Tal y como le adelantamos la semana pasada, existen casos interesantes como el de izzi, operador que, durante el mismo periodo analizado, no realizó incremento alguno en sus distintos paquetes “Doble Play”. Por el contrario, conforme a los reportes comparativos de planes y tarifas del propio IFT, se observa que izzi redujo el precio de sus rentas mensuales en sus distintos paquetes de internet y telefonía en el hogar. Se llama competencia. A manera de ejemplo, basta mencionar el paquete “Doble Play” de izzi con una velocidad de navegación en internet de 100 Mbps y llamadas ilimitadas, tuvo una reducción del 22.5% en el precio de la renta mensual, pasando de un monto de 800 pesos a 620 pesos. En una coyuntura de incrementos generalizados debido a la espiral inflacionaria en buena parte del mundo, se agradece que haya empresas que ante todo piensen en el bienestar de sus usuarios. Así, si le dicen que, derivado del acuerdo con el gobierno del presidente López Obrador, no aumentarán los precios, pregunte después cuál es el monto del incremento acumulado durante el año pasado. Se sorprenderá.

México y el Estadio Azteca, otra vez mundialistas

México y el Estadio Azteca vuelven a hacer historia. Hace unos momentos, en un evento celebrado en Nueva York, la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) confirmó a la Ciudad de México y al Estadio Azteca como sedes oficiales de la Copa Mundial de la FIFA 2026, organizada conjuntamente por Canadá, Estados Unidos y México.

El Estadio Azteca se convertirá así en el único en todo el planeta en ser tres veces mundialista, luego de recibir las ediciones de 1970 y 1986. Además, ha participado en otros torneos de la FIFA como la Copa Mundial de Fútbol Sub-17 (2011) y la Copa Confederaciones (1999).

Luego de 56 años de operación continua, el Estadio Azteca se proyecta en los años por venir como un referente internacional en los deportes y espectáculos, con un enfoque sustentable y cercano a la comunidad.

¿Cómo blindar los proyectos insignia?

La noticia pasó desapercibida para muchos. Resulta que el presidente López Obrador lo dijo dos veces: la Secretaría de la Marina blindará todas las obras de transporte y portuarias en el sureste del país para evitar que durante los próximos años se intente privatizarlas. ¿Qué significa tal anuncio? Muchas aristas, según yo. ¿Cómo defenderá la Secretaría de la Marina que esas obras se mantengan como bienes públicos? Quizás, tan sólo al saber que las fuerzas armadas tienen esa encomienda se inhiba cualquier intento de buscar la participación privada o la llamada privatización.

Según yo, la única manera de blindar las obras del presidente López Obrador no es con una encomienda para la Secretaría de Marina. La mejor manera es garantizando los recursos que permitan se mantenga, se conserven y que sigan operando adecuadamente. No hay necesidad de anteponer a las fuerzas militares del país que ya tienen mucho trabajo y agobio con garantizar la seguridad de puertos en el país. Creo, yo pienso.

 

Previous post