play_arrow

keyboard_arrow_right

skip_previous play_arrow skip_next
00:00 00:00
playlist_play chevron_left
volume_up
chevron_left

Columna de Romina Roman

Alertan por fraudes en Citi

Romina Román 30 de agosto de 2022


Background
Créditos: Citibanamex
Cientos de clientes de Citibanamex son víctimas de una modalidad de fraude que se recrudeció en los últimos cuatro meses. Los mismos usuarios de la institución -en proceso de venta- relatan que recibieron una llamada del número de Citi.

Al reconocer el teléfono nadie sospecha y el cuentahabiente contesta. Del otro lado de la línea se escucha un call center en donde un “presunto” ejecutivo del banco les alerta sobre compras “inusales” con su tarjeta de crédito.

Ante el efecto sorpresa, los clientes revelan datos confidenciales a los delincuentes y se dejan convencer para abrir una “cuenta blindada” que por cierto, es del defraudador, quien de inmediato inicia la transferencia de recursos de la tarjeta de crédito o débito a la recién aperturada. La primera pregunta es ¿Cómo saben que los usuarios tienen dos plásticos?

Los más enterados aseguran que el creciente número de casos hace suponer dos cosas: que hay empleados coludidos en el fraude -hipótesis que Citibanamex ya rechazó- o bien que se hackearon sistemas de la entidad que permiten un uso indebido de la información.

Muchos de los usuarios que fueron defraudados revelan que confiados en que era el teléfono del banco proporcionaron la información y les vaciaron las cuentas. Una clienta que fue víctima de esta modalidad que se denomina spoofing mencionó que en menos de menos de media se llevaron a cabo alrededor de 40 transferencias de su cuenta de débito a otros destinos “y nadie de la institución le alertó por movimientos irregulares e inusuales”.

En lo que va del año, Citibanamex estima que este intento de fraude contra los cuentahabientes creció respecto a 2021 y ahora lo nuevo apunta hacia tratar de engañar a los clientes para tener sus datos y robarles su dinero.

Los especialistas aseguran que los delincuentes buscan meterse en la cadena de servicio para falsificar y robar plásticos de crédito, débito y el Número de Identificación Personal (NIP).

En la mayoría de los casos, el banco se ha deslindado del fraude bajo el argumento de que el cliente es quien proporcionó sus datos a los delincuentes, por lo que la recomendación de los expertos es colgar al recibir una llamada de su institución bancaria y comunicarse de inmediato a los números de atención clientes.

Lo que hacen los estafadores es utilizar el spoofing telefónico, es decir, enmascaran el número de ellos y le sobreponen el del banco para generar confianza en los clientes, por lo que la primera recomendación es no atender llamadas del banco y menos si les solicitan información.

Tampoco hay que proporcionar las claves de las cuentas bancarias ni acceder a dar de alta nuevas cuentas que los defraudadores denominan “cuenta blindada” para después transferir el dinero a ésta, que resulta ser del estafador.

Si ya se consumó el fraude es importante acudir a las oficinas de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) a presentar la queja correspondiente.

Así las cosas…

Tagged as: , .