play_arrow

keyboard_arrow_right

skip_previous play_arrow skip_next
00:00 00:00
playlist_play chevron_left
volume_up
chevron_left

Columna de MarielenaVega

Industrias en pro del cambio climático

Marielena Vega 30 de enero de 2024


Background

El cambio climático es un tema en el que se deberá poner más atención. Porque los estragos ya cobran factura. Tenemos temperaturas más altas, o bajas, y qué decir de los fenómenos naturales que cobran facturas más altas.

En México, prueba de ello, es el más reciente Huracán en Guerrero, del que nadie daba crédito. Y a poco más de tres meses de que el huracán Otis azotó Guerrero, el avance en la recuperación y reactivación de las zonas afectadas, deja ver los retos que enfrentamos los mexicanos en materia de riesgos y prevención contra fenómenos naturales de gran magnitud que, sabemos, serán cada vez más intensos, más frecuentes y, en consecuencia, de mayor impacto.

El gobierno, las empresas y la sociedad debemos hacer lo propio. Como es el caso de gremios por demás focalizados. Es necesario tomar conciencia de que existen costos directos e indirectos asociados a los daños; que el regreso a la normalidad requiere de la participación y la voluntad de varios actores y sectores como el social, el privado y el público; y que hay asuntos como la escasez de materiales y mano de obra, que afecta la velocidad con la que se lleva a cabo la reconstrucción.

De ahí que tanto gobierno local como en este caso, el sector asegurador deberán de fortalecer lazos, a fin de establecer mejores condiciones y hacer un mayor blindaje, pues nada está exento, no sólo en dicho estado sino en territorio nacional.

De acuerdo con la AMIS, bajo la dirección de Norma Alicia Rosas, se tiene registro de 7 mil 726 millones de pesos por daños en 102 hoteles asegurados afectados por OTIS, los cuales ya han iniciado reparaciones y se preparan para recibir a visitantes que llegarán a Acapulco convocados por al menos 15 eventos magnos de talla nacional e internacional, que demandarán la ocupación de 4 mil 500 habitaciones disponibles.

No obstante, gran parte de los inmuebles afectados por Otis tendrán que ser levantados por los dueños, dado la falta de blindaje. La cultura aún no cubre el 100%, en muchos casos es del 50 por ciento.

Se calcula que la protección por huracán y otros riesgos hidrometeorológicos, en los últimos cinco años, fue de 3,600 mdp anuales. En promedio se pagaron 10 millones diarios por huracán y otros riesgos hidrometeorológicos.

El 41% de los eventos con mayores pérdidas se deben a ciclones tropicales, 22% a inundación, 19% a daños por lluvia y 9% a granizo, entre otros. Además, 17 estados costeros son los que concentran el 48% de las pérdidas presentadas por siniestros de riesgos relacionados con fenómenos naturales hídricos.

Ante este tipo de situaciones que escapan a las manos de todos, las estrategias de blindaje como es el caso de una póliza de seguro acompañado de nuevas estrategias de infraestructura y arquitectura, deberán ser el eje central de Gobierno, iniciativa Privada y sociedad.

Por lo pronto, las Aseguradoras se mantienen sólidas y gestionando estrategias que les permita mantenerse como el tercer inversionista institucional más importante de México con 1.5 billones de pesos, lo que les permite ofrecer protección en sumas aseguradas equivalentes a 12 veces el PIB nacional. Pero, habrá que seguir sumando a este gremio, esquemas de diversos sectores, como el de arquitectos, construcción, turismo, puertos, aerolíneas.

Tagged as: , , , , , , .